DMD pide a los partidos que apoyen la admisión a trámite de la Ley Orgánica de regulación de la Eutanasia

adminDMDNotas de prensa

  • El martes 26 de junio se debate en el Pleno del Congreso la toma en consideración del proyecto de despenalización de la muerte asistida del PSOE. La proposición de ley se registró el pasado 3 de mayo.
  • Las últimas encuestas estiman que cuatro de cada cinco personas en España está a favor de despenalizar y regular la ayuda médica a morir.
  • De aprobarse definitivamente la ley de eutanasia, la ciudadanía española se equipararía en derechos con las de Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Estos tres países, pioneros en esta regulación a nivel mundial, también son los Estados de la UE con mejores cuidados al final de la vida.

La Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente (DMD) pide a todos los grupos parlamentarios que apoyen la toma en consideración de la proposición de Ley Orgánica de regulación de la Eutanasia que el grupo socialista lleva al Pleno del Congreso de los Diputados este martes 26 de junio.

La propuesta socialista es la tercera iniciativa a favor de la eutanasia que llega al Pleno del Congreso en esta legislatura y puede ser la segunda en superar este primer tramite parlamentario. El pasado 3 de mayo, los diputados ya aprobaron una moción del Parlament de Catalunya que pedía la despenalización de la muerte asistida.

El debate parlamentario sobre la eutanasia no debe postergarse más porque ya está superado por buena parte de la sociedad española. Según las últimas encuestas, cuatro de cada cinco ciudadanos (84% según Metroscopia, 2017 y un 78% según Ipsos Mori para The Economist, 2015) desean que se reconozca este derecho. Este apoyo, además, trasciende líneas políticas, ideológicas y morales.

Si se aprueba su admisión a trámite, la norma tendrá que discutirse en una Comisión parlamentaria y pasar por el Senado antes de una votación definitiva en el Congreso. Al tratarse de una proposición de Ley Orgánica, será necesaria una mayoría absoluta para aprobarse.

De aprobarse esta ley de Eutanasia, la ciudadanía española se equipararía en derechos con las de Países Bajos, Bélgica y Luxemburgo. Estos tres países, además de ser pioneros en la despenalización de la eutanasia a nivel mundial, también cuentan con los mejores sistemas de cuidados al final de la vida de la Unión Europea.