¿Puedo solicitar una eutanasia en el extranjero?

María Del VigoNoticias, Portada

¿En qué países puedo solicitar una eutanasia?

Al ser la eutanasia ilegal en España, muchas personas se plantean la posibilidad de solicitar una eutanasia en el extranjero. La realidad es que no es fácil. Son pocos los países que han regulado la eutanasia, y aún menos los que aceptan solicitudes de personas no residentes en su territorio. 

Eutanasia en Colombia

En Colombia la eutanasia es un derecho recogido en la Constitución desde 1998. Sin embargo, más de 20 años después, el parlamento no ha elaborado una ley que regule esta práctica. El acceso a la eutanasia es verdaderamente complicado incluso para la ciudadanía colombiana, que muchas veces se ven obligados a recurrir a la justicia. De hecho, el Tribunal Constitucional ha tenido que intervenir varias veces para que el Ministerio de Sanidad permita el ejercicio de este derecho. La última, en 2017. 

Eutanasia en Estados Unidos y Australia

Por otro lado tenemos a Estados Unidos y Australia, que no tienen una ley que aplique en todo su territorio pero sí en algunos de sus estados: Oregón, Washington, Montana, Vermont, Colorado, California, Hawái, Nueva Jersey, Maine y la capital, Washington D.C, en el caso de EEUU, y Victoria en el caso de Australia. En el estado de Australia Occidental entrará en vigor a mediados de 2021. En ambos países la residencia en el estado que corresponda es un requisito imprescindible para recibir la eutanasia.

En realidad, sólo hay cuatro países en el mundo que tengan una ley de regulación de la eutanasia a nivel estatal: Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Canadá. 

Eutanasia en Canadá

En Canadá, tanto la ley federal de muerte asistida, aprobada en 2016, como la Ley de Cuidados al Final de la Vida de Québec, aprobada el año anterior, exigen por ahora que el paciente sea titular de un seguro de salud estatal, y que se encuentre en estado terminal. Sin embargo, un tribunal  quebequense dictaminó en septiembre 2019 que este requisito es contrario a la Constitución, e instó a los gobiernos federal y provincial a modificar sus leyes antes del 11 de julio 2020.

Eutanasia en Europa: Luxemburgo, Bélgica, Holanda y Suiza

En Luxemburgo se aprobó en 2009 la Ley de cuidados paliativos, eutanasia y suicidio asistido. Diez años después según el 5º informe oficial, se han realizado 71 eutanasias en Luxemburgo. Las encuestas recientes evidencian un importante desconocimiento de la ley por parte de la ciudadanía y reticencias entre el estamento médico, además de una falta de formación e información.

Eutanasia en Bélgica y Holanda

En Bélgica y Países Bajos la legislación contempla la posibilidad de practicar la eutanasia a personas extranjeras, pero la relación prolongada en el tiempo entre el paciente y el personal sanitario es un requisito indispensable. Este hecho hace que reciban casi exclusivamente a pacientes de países fronterizos desde los que viajar resulta menos complicado y con los que además comparten idioma. 

Eutanasia para extranjeros en Suiza

Y, por último, tenemos el caso de Suiza, donde la eutanasia es delito, pero no lo es el suicidio asistido. Suiza es además el único país del mundo que asume con normalidad la posibilidad de que la ciudadanía de otros países pueda ir a morir a su territorio. En este caso la intervención médica sólo es necesaria para prescribir el fármaco letal, y la ayuda a morir queda en manos de ONGs. Hay algunas organizaciones especializadas en la ayuda a extranjeros, como Dignitas, Life Circle, Ex International y PEGASOS. Sin embargo, el proceso es muy complejo y tiene un costo de entre 8.000 y 12.000 euros.

La Academia Suiza de Ciencias Médicas, las Federación Médica Suiza y las asociaciones antes mencionadas han ido estableciendo los requisitos para acceder a la ayuda a morir: actualmente el paciente tiene que padecer una enfermedad o limitación funcional que provoque un sufrimiento que juzga insoportable; excluyen, sin excepciones, a las personas que tienen una enfermedad mental.

 

Comparte este artículo