¿Cómo pedir la eutanasia en tu testamento vital?

Prensa DMDNoticias, Portada

Decide hasta el final

La Ley Orgánica de Regulación de la Eutanasia (LORE) permite pedir ayuda para morir, de forma anticipada, en un testamento vital.

En DMD hemos escrito 4 nuevas instrucciones para que puedas pedir la eutanasia de manera correcta en tu testamento vital. Si tienes dudas sobre cómo afecta la despenalización de la eutanasia al testamento vital, sigue leyendo:

A quién va dirigida la nueva propuesta de DMD

Las instrucciones de DMD están dirigidas a aquellas personas que, si el deterioro de su salud es irreversible y pierden la capacidad de decidir sobre los cuidados que desean, prefieren morir cuanto antes.

¿Conviene actualizar el testamento vital e incluir la petición de eutanasia?

Sí. Es recomendable actualizarlo con las nuevas instrucciones.

¿Es válida una petición de eutanasia hecha en un testamento vital antes de la aprobación de la ley?

La solicitud de eutanasia es válida si en el testamento vital se incluyó la siguiente frase, o una similar:

“Si la legislación regula el derecho a morir con dignidad mediante la eutanasia, es mi voluntad no prolongar mi situación de incapacidad y morir de forma rápida e indolora, de conformidad con la regulación establecida al efecto».

Aquellas personas que hicieron su testamento vital mientras la eutanasia era ilegal, pero la pidieron con claridad en su documento de instrucciones previas, también deberían poder acceder a ella siempre que cumplan los requisitos.

¿Como puedo registrar mi testamento vital en mi comunidad autónoma?

En nuestra página sobre el Testamento Vital encontrarás información actualizada con todos los documentos necesarios para hacer un testamento vital con las nuevas instrucciones.

Qué instrucciones debo incluir en mi testamento vital

  1. Solicito que se ponga fin a mi vida cuanto antes mediante una eutanasia.
  2. Considero un sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable, incompatible con mi dignidad personal, el que algunos padecimientos graves, crónicos e imposibilitantes como las enfermedades neurodegenerativas (demencia tipo alzhéimer o cualquier otra) provoquen tal deterioro de mi personalidad y mis facultades mentales que sea incapaz de tener conciencia de mi propia enfermedad y mi esquema de valores. Por ello, aunque no lo exprese, no lo recuerde o, a juicio de otras personas, no muestre signos externos de sufrimiento, en el momento en que no pueda valerme por mi misma o no reconozca a mis familiares o allegados, o me encuentre en una situación clínica equiparable a una demencia moderada (GDS 5, según la escala FAST de Reisberg), deseo que se respete mi voluntad de finalizar mi vida cuanto antes mediante una eutanasia.
  3. Durante el plazo de tiempo que requiera la gestión de mi solicitud de eutanasia, o en el caso de que fuera denegada, rechazo toda medida de soporte vital, tratamiento, intervención o procedimiento que contribuya a mantenerme con vida (antibióticos, nutrición-hidratación con fluidos, sonda nasogástrica o gastrostomía, marcapasos o desfibrilador, etc.). Igualmente, solicito que se alivie mi sufrimiento con todos los medios disponibles y, si me encuentro en una situación avanzada o terminal, deseo morir con una sedación paliativa profunda, mantenida hasta mi fallecimiento. En caso de que existieran dudas sobre la irreversibilidad de mi situación de incapacidad de hecho para decidir, quiero dejar claro que tal posibilidad no modifica mi decisión firme de no soportar una vida en la que dependa de otras personas para las actividades de la vida diaria.
  4. Si alguna persona profesional sanitaria se declarase objetora de conciencia con respecto a alguna de estas instrucciones, solicito que sea sustituida por otra profesional, garantizando mi derecho a decidir con libertad sobre mi vida y mi muerte.

Las cuatro instrucciones, explicadas

El testamento vital solo aplica cuando se cumplen (a la vez) dos requisitos: el deterioro de tu salud es irreversible (ya no hay opciones realistas de mejora) y has perdido tu capacidad para tomar decisiones. Algunas personas consideran que, para ellas, lo más beneficioso en esta situación es pedir una eutanasia en su testamento vital para morir lo antes posible.

  1. Deja claro que pides adelantar tu muerte: para que no haya dudas ni equívocos sobre tus deseos, empieza con una petición firme y clara de eutanasia.
  2. Explica qué circunstancias pretendes evitar y tus motivos para pedir ayuda para morir. A menudo, la incapacidad para tomar decisiones viene acompañada de otras circunstancias (incapacidad para llevar a cabo actividades de la vida diaria, o de reconocer a los seres queridos o incluso de ser consciente del propio padecimiento) que se prefieren evitar.
  3. Solicita la retirada de medidas de soporte vital y un alivio del sufrimiento. La voluntad de morir es la petición fundamental de tu testamento vital. En algunas circunstancias, la muerte se producirá antes por una retirada de los tratamientos que tras seguir todos los trámites de una solicitud de eutanasia.  También conviene prever la situación de sufrimiento refractario (para el que no hay tratamientos) y solicitar una sedación paliativa. Con la ley de eutanasia, mantener con vida a una persona en contra de su voluntad, con la hipótesis remota de que recupere su capacidad para expresarse, no tendría sentido, pero aun así, se insiste para despejar cualquier duda.
  4. Defiéndete de los objetores de conciencia. La LORE reconoce el derecho de los profesionales sanitarios a no participar en una eutanasia. Para evitar contratiempos, solicita que se sustituya a cualquier profesional que sea objetor de conciencia.

 

¿Quieres saber más sobre derechos al final de vida y nuestras actividades?

Puedes asociarte para apoyar nuestra labor o hacerte simpatizante. Recibirás información sobre tus derechos al final del vida y las actividades que organizamos.

Saber más sobre DMD

 

Comparte este artículo